hechos que viven en las sombras de la información
Miercoles 24 de Julio 2019

La condena a prisión perpetua sentenciada al ex-general Santiago Omar Riveros en Argentina, ya fué infligida por un Tribunal de Italia el 6 Diciembre del 2000

2009.08.13

Buenos Aires, Argentina – 12 Agosto 2009

El Tribunal Oral Federal de San Martín condenó a Santiago Omar Riveros a prisión perpetua de cumplimiento efectivo en el servicio penitenciario federal por los delitos de homicidio agravado seguido de muerte y tormentos en perjuicio de Floreal Avellaneda .

Su jefe de inteligencia Fernando Werplatzen fue condenado a 25 años de prisión, también en cárcel común y al general Osvaldo García a 18 años. A su vez a los oficiales Raúl Jarcich y Cesar Fragni a 8 años de prisión y al comisario Alberto Aneto a 14 años de prisión, todos de cumplimiento efectivo en cárcel común en el penal de Marcos Paz.

La sentencia de 360 páginas aproximadamente, en su parte inicial, desestimó todos los pedidos de la defensa referidos a la prescripción de la causa, a la cosa juzgada, al apartamiento del juez natural y a los argumentos referidos al indulto.

El Tribunal Oral Federal Número 1 de San Martín, donde se realizó el juicio, está integrado por Lucila Larrandart, Martha Milioc y Héctor Sagretti.

El tribunal dio por acreditado que tras el secuestro, tanto Floreal Avellaneda como su madre, Iris Pereyra, sobreviviente y querellante, fueron llevados por un grupo de tareas a la comisaría de Villa Martelli.

Ambos fueron llevados el 15 de mayo de 1976 del domicilio particular, donde el grupo de tareas había ido a buscar a su padre homónimo, y fueron trasladados a la comisaría de Villa Martelli donde fueron torturados.

De esa manera, el tribunal también desestimó los argumentos de la defensa respecto a que habían sido trasladados a Munro. La comisaría de Villa Martelli, entonces era una comisaría bajo control del Ejército y de oficiales de Infantería y se encontraba en la llamada “Area 450″, de Vicente López.

También se constató que en esa comisaría actuó el principal, Alberto Aneto, uno de los imputados en la causa. Los magistrados también aprobaron los testimonios que dieron cuenta de que el joven Floreal Avellaneda y su madre fueron trasladados desde allí al centro clandestino de detención llamado “El campito” o “Los Tordos”, en Campo de Mayo, donde funcionaba el campo de tiro de la Ecuela de Infantería.

Veinte días después de permanecer en cautiverio, Iris Pereyra -hoy querellante en la causa junto a su marido, Floreal Avellaneda- fue “blanqueada” y trasladada al penal de Olmos, donde permaneció dos años a disposición del PEN (Poder Ejecutivo Nacional).

El tribunal aceptó además como válido el testimonio del suboficial Víctor Ibáñez, quien declaró haber visto a Floreal Avellaneda dentro de una celda individual de ese centro clandestino de detención y haberlo individualizado a través de una lista de secuestrados que llevó al comando de Institutos Militares, a cargo entonces de Riveros.

En su sentencia, el juzgado dio también por acreditado que Floreal Avellaneda fue arrojado al Río de La Plata desde un avión que salió de Campo de Mayo y consideró “inaceptable” el planteo de la defensa en el sentido de que hubiera sido producto de un accidente.

En agosto del `76 el cuerpo de Floreal Avellaneda fue encontrado empalado en la costas del Río de La Plata, en la ciudad uruguaya de Colonia de Sacramento, junto a un grupo de cadáveres y reconocido poco después a raíz de un pedido de identificación de la justicia argentina a la uruguaya.

Fuente: *hasta aquí Telam

ANTECEDENTES

La sentencia del juicio iniciado en Italia en 1983 por la desaparición de ciudadanos italianos en Argentina durante la última dictadura militar en este país, ha sido pronunciada por la II Corte di Assise di Roma el 06 Dicembre 2000. Siete militares argentinos resultaron condenados por el secuestro y asesinato de varios ciudadanos italianos.

Las condenas dictadas por este tribunal, cuya resolución ocupa tres páginas manuscritas, son las siguientes:

- Suárez Mason: cadena perpetua y confinamiento solitario durante tres años.
- Santiago Omar Riveros: cadena perpetua y confinamiento solitario durante un año y seis meses.
- Juan Carlos Gerardi: 24 años de reclusión.
- Luis José Porchetto, 24 años de reclusión.
- Alejandro Puertas, 24 años de reclusión.
- Oscar Héctor Maldonado 24 años de reclusión.
- Roberto Julio Rossin: 24 años de reclusión.

A todos ellos se les condena además con la prohibición perpetua de desempeño de cargos públicos. Se les condena además al resarcimiento de daños por una cuantía de 200.000.000 liras (cien millones de Euros por víctima) y también al pago de los honorarios de los abogados Gentili y Maniga.

Asimismo, el tribunal ordena la publicación de la sentencia en los diarios italianos “La Republica” y “Il Corriere de la Sera”, así como su difusión mediante carteles en la municipalidad de Roma.

El jurado estuvo compuesto por 2 jueces profesionales y otros jueces populares.

Se estableció entonces un plazo de 90 días para fundamentar tal resolución redactada a mano y que fué leída ese mismo dia en audiencia pública.

Una vez agotado el plazo de 90 días, se abrió el plazo para que los abogados de la defensa pudiesen apelar, para lo cual los condenados fueron notificados y ordenaran a los abogados de oficio el apelo.

El procedimiento cuya sentencia acaba de pronunciarse comenzó en 1983 y fue iniciado por la LIDLIP de Milán. Su historia por lo tanto es larga y tortuosa. En los inicios la influencia de Licio Gelli y la poderosa P2 lograron demorar y retardar el procedimiento. A pesar de eso, continuó en forma lenta y dificil. El último intento de bloquear este procedimiento fue realizado por el Presidente Carlos Menem con la ayuda, nunca reconocida, del Gobierno de Berlusconi. Esto ocurría en 1995 y esta maniobra fue desbaratada en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en 1996 con la participación activa del Equipo Nizkor, de la Secretaría de Derechos Humanos de IU, de la Asociación Americana de Juristas y de FEDEFAM.

A partir de allí se da un cambio cualitativo en el procedimiento y se logra el interés de los partidos políticos italianos, de gobiernos regionales e incluso de altas instancias del Gobierno italiano. El 10 de abril de 1998 el primer ministro italiano Romano Prodi, de visita en Argentina, confirmó oficialmente que su Gobierno no sólo apoyaba el juicio, sino que estudiaría la presentación del Estado italiano como parte civil querellante.

Finalmente, se ha pronunciado esta sentencia condenatoria, entre otros, del responsable de los servicios militares de inteligencia, Batallón 601, quien, junto con la ESMA, representan dos de las organizaciones criminales más perversas existentes después de la finalización de los juicios de Nuremberg.

Fuente: Equipo Nizkor 06 Diciembre 2000
Public domain information – Información de dominio público

El Canillita se pregunta:
Visto las actas del proceso y la magnitud de las sentencias:
¿Son motivos patrióticos, humanos o económicos los que mueven al increíble matrimonio Kirchner y Cia a mantener en cautiverio y sin proceso a tantos militares argentinos? ¿Por cual motivo el Gobierno Fernandez no explica en cual modo se cumple con el pago de las indemnisaciones elencadas en las sentencias del 6 de Diciembre del 2000?

elcanillita@gmail.com

ElCanillita.info     ↑ Volver al inicio

Palabras Clave: